OFFICINA DEA

En 1957 produjimos nuestra primera máquina: desde entonces nunca nos hemos detenido y nuestro trabajo, lleno de entusiasmo, se ha mantenido sin cambios durante todos estos años.
Infundimos toda nuestra pasión y habilidad en la realización de los equipos y el resultado son máquinas de excelente calidad para la producción de pasta fresca para tiendas, laboratorios, restaurantes y hoteles.